Una gata callejera salva a un bebé abandonado de morir de frío en una calle en Rusia.

0 115

Ocurrió en la ciudad rusa de Obninsk, al suroeste de Moscú.
La gata, llamada Masha, salvó al bebé, de tan sólo 12 semanas, de las gélidas temperaturas al acurrucarse junto a él para darle calor.
“Sus instintos maternales fueron lo que le hizo querer proteger al niño”, explica Irna Lavora, una vecina de la zona que suele cuidar de la gata.

Imagen de Masha, el gato peludo y callejero que salvó la vida a un bebé abandonado al permanecer junto a él para que no pasara frío. RUPTLY TV / YOUTUBE
Un bebé abandonado se salvó de morir de frío en Rusia gracias a Masha, una gata callejera que permaneció acurrucada a él dándole calor. Los hechos ocurrieron en la localidad rusa de Obninsk, al suroeste de Moscú, cuando el bebé, de 12 semanas, fue hallado en una caja en el suelo de la entrada de unos apartamentos, según informa AFP.

Irna Lavora, una vecina de la zona que suele cuidar de Masha, fue quien descubrió a Masha con el bebé. “Es muy tranquila y amable, así que cuando escuché sus maullidos pensé que se había hecho daño y estaba herida”, comentó Lavora.

“Normalmente habría venido a saludarme. Así que imagínate mi sorpresa cuando la vi tumbada en una caja junto a un bebé”, añadió. “Es evidente que sus instintos maternales fueron lo que le hizo querer proteger al niño”, explica Irna Lavora.

 

El menor fue llevado de inmediato a un hospital local, donde se le hizo un reconocimiento, que constató que se encontraba en buena salud. “Llevaba en la calle tan sólo unas horas y gracias a Masha no se vio afectado por esa n informa AFP.

Irna Lavora, una vecina de la zona que suele cuidar de Masha, fue quien descubrió a Masha con el bebé. “Es muy tranquila y amable, así que cuando escuché sus maullidos pensé que se había hecho daño y estaba herida”, comentó Lavora.

“Normalmente habría venido a saludarme. Así que imagínate mi sorpresa cuando la vi tumbada en una caja junto a un bebé”, añadió. “Es evidente que sus instintos maternales fueron lo que le hizo querer proteger al niño”, explica Irna Lavora.

 

El menor fue llevado de inmediato a un hospital local, donde se le hizo un reconocimiento, que constató que se encontraba en buena salud. “Llevaba en la calle tan sólo unas horas y gracias a Masha no se vio afectado por esa experiencia”, explicó a Central European News un portavoz del hospital donde está ingresado el bebé.

 

También podría gustarte Más del autor

Leave A Reply

Your email address will not be published.