¿Qué hay dentro del Archivo Secreto del Vaticano?

0 490

La Ciudad de Vaticano
La Ciudad de Vaticano, oficialmente conocida como Estado de la Ciudad del Vaticano, se sitúa en Italia. Es un país soberano, cuyo territorio es una enclave dentro de la ciudad de Roma. Vaticano fue elevado a la categoría de Estado independiente y al mismo tiempo es el país más pequeño del mundo. Entre sus fronteras Vaticano alberga la Santa Sede que es la máxima institución de la Iglesia Católica. El Papa es el cabeza del país, ejerce los poderes ejecutivos, legislativos y judiciales. Por lo mismo Vaticano es considerado una teocracia en forma de monarquía absoluta, lo que significa que el monarca (en este caso el Papa) tiene el poder absoluto.

La ciudad y el país al mismo tiempo, cuenta con el desarrollo sorprendente de la comunicación, transporte y urbanización en general. Cuenta con todo lo que debería formar un país, tiene su estructura, gobierno y sobre todo los ciudadanos. La historia ha mostrado que aunque el territorio del Vaticano es mínimo, tanto el país como los monarcas guardan varios misterios que para siempre podrían cambiar la realidad de la humanidad. Muchos de esos secretos están cuidadosamente protegidos por los órdenes de los siguientes monarcas.
La secreta construcción subterránea
Una de las controversias más grandes, que no deja de causar polémica, es así llamado Archivo Secreto de Vaticano. En realidad es un búnker que fue construído en los tiempos de la Guerra Fría, al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Su ubicación exacta es debajo de Cortile della Pigna que es un patio grande en el corazón, el centro del Vaticano. Por mucho tiempo la construcción fue llamada el refugio nuclear, proyectado por el Papa Pablo VI e inaugurado en 1980 por el Papa polaco Juan Pablo II.
El Archivo se encuentra en medio de la Ciudad de Vaticano, varios metros bajo el suelo. Está hecho en gran parte de hormigón armado que es capaz resistir incluso una explosión nuclear por lo que es llamada como un refugio nuclear. Cuenta con dos pisos y capacidad de 31000 metros cúbicos. Tanto el suelo como las paredes están hechos del cemento. La construcción no tiene ninguna ventana y es iluminada por los fluorescentes blancos. Las estanterías del Archivo son tantas que se necesita varios días para recorrerlas todas y seguramente nos faltaría la vida para leer todos los textos que permanecen debajo de la Ciudad de Vaticano.
Contrariamente a lo que pueden pensar muchas personas, su objetivo principal no es brindarle refugio al Papa en el momento de un potencial ataque nuclear, sino para proteger los bienes más apreciados del Vaticano, es decir los documentos guardados allí por miles de años. Obviamente por el tipo de construcción y su resistencia, podría servir sin problemas como una protección a la hora del peligro. Fácilmente podría acoger por lo menos a los cardenales
El contenido de máxima importancia
Para entrar al Archivo Secreto tenemos que atravesar por laberintos de pasillos, escaleras con peldaños infinitos y un sinfín de pasillos estrechos y oscuros. Cuando al fin llegamos al destino ante nuestros ojos aparecen 53 miles de cajones de varios tamaños, 3500 catálogos, 12 siglos de documentos de todo tipo. Veremos libros, catálogos, carpetas, cartas y muchos más tipos de escritos de diferentes dimensiones. Si los colocaremos en línea recta, nos darían un resultado de 85 kilómetros en total. Sin embargo, ninguno de los 55 empleados del Archivo sabe exactamente cuántos documentos se encuentran en el registro. Saben que se pueden contar en millones, pero nadie sabe el número preciso.
El Archivo fue fundado hace más que 400 años y guarda documentos de hace miles de años. Lo que sabemos es que conserva bulas, crónicas, manuscritos, actas y documentos privados de cada Pontífice. Hay que mencionar que el nombre de la construcción proviene de palabra latina ‘’secretum’’ que significa no tanto ‘’secreto’’, sino ‘’privado’’ se refiere especialmente a los documentos personales de los sucesivos Papas a lo largo de la historia.
Los archivos guardados debajo de las tierras de Vaticano, contienen sobre todo documentos de la Iglesia, pero también se sabe que entre ellos se encuentran documentos de máxima importancia que no se refieren solamente a la Iglesia Católica, sino también a la historia de todo el mundo. Uno de los documentos destacados es la carta de Maria, la reina de Escocia que fue obligada a renunciar al trono y trabajar por 20 años en esclavitud. Finalmente fue condenada a muerte por participar en el homicidio de su prima Elizabeth I, también reina. Un poco antes de haber sido decapitado, le escribió una carta al papa Sixtus V, rogando por salvar su vida. Sin embargo, el Papa no intervino y la reina murió en 1587.
Otro de los documentos que para siempre ha cambiado la historia del mundo es la excomunión de Martín Luther, un alemán que al escribir sus 95 tesis le dio inicio al Protestantismo. En respuesta, el Papa Leo X escribió una bula para echar a Luther de la Iglesia Católica. De este modo Luther dio inicio a su propia iglesia que para siempre cambió el curso de la historia mundial.
l Archivo Secreto guarda también uno de los documentos más protegidos de la historia: los actas de los juicios contra los Caballeros Templarios. El acta es conocido como el Pergamino de Chinon y tiene tamaño de una mesa de un comedor. Documenta los procesos de las fuerzas armadas de los católicos romanos y las cruzadas. Por mucho tiempo ese documento, por haber sido catalogado incorrectamente, fue considerado como perdido. Sin embargo, en el año 2001 fue encontrado y ahora es accesible para los científicos.

 

También podría gustarte Más del autor

Leave A Reply

Your email address will not be published.